Our Blog

Nuestra inspiración

Experiencia Educativa aeioTU - Material natural - niños construyendo

 

La Experiencia Educativa aeioTU se caracteriza por acompañar a los niños a encontrar el sentido de la vida y de las cosas de manera natural y alegre. aeioTU se inspira en Reggio Emilia, una filosofía de educación que considera al niño como el protagonista activo de su propio aprendizaje. La filosofía Reggio Emilia es recomendada por la Unión Europea y por la Universidad de Harvard y reconocida por la UNESCO como la mejor pedagogía para la primera infancia del mundo.

Nuestro compromiso es desarrollar el pleno potencial de cada uno de los niños. Creemos en nuestros niños. Los cuidamos y educamos en espacios especialmente diseñados por nosotros para maximizar su aprendizaje. Con base en nuestra experiencia y conocimiento desarrollamos una cartografía curricular propia que empodera al maestro con instrumentos pedagógicos desarrollados para potencializar el aprendizaje de cada uno de sus niños. Este currículo  ha sido nominado para el premio WISE, que reconoce proyectos innovadores que pueden generar un gran impacto en la educación mundial.

La filosofía educativa de Reggio Emilia

Conscientes de la importancia de potenciar el desarrollo integral durante los primeros años de vida, en aeioTU decidimos inspirarnos en la filosofía educativa de Reggio Emilia porque reconoce al niño como protagonista de su aprendizaje. Howard Gardner, de la Universidad de Harvard, se refiere a los centros educativos de Reggio Emilia como “colegios donde las mentes, cuerpos y espíritus de los niños más pequeños son tratados con sobresaliente seriedad y respeto; y donde, al mismo tiempo, experimentan placer, diversión, belleza y aprendizaje duradero.”

Vemos la filosofía educativa de Reggio Emilia como una inspiración y no como un modelo a copiar. Reconocemos las particularidades de nuestro contexto, de nuestras comunidades y su diversidad de ideologías, culturas, religiones e idiosincrasias; actualizando los conceptos y traduciéndolos de acuerdo con las particularidades propias de la nación colombiana.

 

Los principios del proyecto educativo de Reggio Emilia

Los niños son protagonistas activos de sus procesos de crecimiento: son vistos como seres únicos, fuertes, con su propia identidad, plenos de derechos y potencialidades; miembros valiosos de su comunidad, constructores de conocimientos, con ganas de explorar el mundo a través de sus sentidos y percepciones, usando la creatividad y la curiosidad como herramientas y vehículos de posibilidades y experiencias.

El ambiente, los espacios y relaciones: la organización y el diseño del ambiente al interior de los centros juegan un papel muy importante ya que se encuentran dispuestos de una manera tal que posibilita e invita al juego, la exploración, el asombro y la investigación. Se modifican para tomar forma a medida que los proyectos o procesos de aprendizaje se van configurando y se llevan a cabo con los niños, de este modo cobran sentido y adquieren valor gracias a ellos.

Los cien lenguajes de los niños: se valora la diversidad de lenguajes y códigos que utilizan los niños para expresar lo que sienten, perciben y piensan. Es de esta forma, en el constante ir y venir en el que se cruzan y entrecruzan los lenguajes verbales y no verbales, como realizan conexiones infinitas que demuestran su extraordinario potencial.

La documentación educativa: es el medio por el cual se hacen visibles el aprendizaje y la construcción del conocimiento que se desarrollan en las aulas y en cada uno de los espacios; es la sistematización de los avances, anécdotas y logros de los niños.

La investigación educativa: es vista como un factor activo de aprendizaje y un elemento esencial en las experiencias cotidianas de niños y adultos que permite comprender y complejizar el conocimiento al hacerse visible a través de la documentación.

La escucha: posibilita diálogos permanentes entre los niños, los adultos y el ambiente. La escucha favorece la reflexión y la sensibilidad.

La participación: valor y medio a partir del cual todos los miembros del proyecto educativo se relacionan e interactúan, lo que permite reconocer y valorar las particularidades de todos en medio de la diversidad y la multiculturalidad; elementos esenciales para la construcción del sentido de comunidad y democracia.

La organización: se refiere a las responsabilidades compartidas, desde lo pedagógico hasta lo administrativo, que permiten asegurar y garantizar la estabilidad de los niños, el servicio que se ofrece y la evidencia del proyecto educativo de Reggio Emilia.

La formación profesional: está dirigida a los educadores, quienes son facilitadores de aprendizajes y mediadores socioculturales. Avanzar en la formación profesional permite construir nuevos significados para la educación. Además, promueve la reflexión y la generación de procesos profundos de análisis sobre su praxis.

Progettazione (diseño): este principio tiene que ver con el diseño o estrategia de unión e interrelación de los intereses de los niños, los estímulos proveídos por el ambiente y los materiales, los conceptos, las teorías e hipótesis, las ideas y preguntas que surgen a partir de dicho entrecruzamiento. Estos se convierten en el medio que viabiliza el pensamiento, aceptando el error como aprendizaje, la incertidumbre y la duda que permite la evolución constante.

Evaluación: este proceso tiene que ver con la acción y reflexión continua de los procesos, los aprendizajes de los niños, la formación profesional, la organización, la investigación educativa y la calidad del servicio. Sirve para analizar cada elemento, reconfigurarlo, transformarlo, volver a él y crear nuevas maneras y formas del hacer.

El aprendizaje como proceso de construcción subjetiva y grupal: a partir de las relaciones con el medio, los pares y los adultos, los niños van construyendo significados, conceptos y realidades que les permiten entender el mundo que les rodea.

Historia del proyecto educativo en Reggio Emilia

Reggio Emilia es una ciudad al norte de Italia donde a finales de la Segunda Guerra Mundial se gestó un movimiento a favor de la niñez, con miras a transformar la sociedad a partir de la educación infantil. Los padres, madres, educadores y demás personas que sobrevivieron a la barbarie de la guerra concentraron sus esfuerzos en la construcción de un servicio público municipal que prestara educación con calidad. Las primeras escuelas fueron auto gestionadas por los habitantes del pueblo y sus periferias. Algunas de ellas siguieron y otras debieron cerrarse. Después de 20 años se consiguió, en 1963, la gestión municipal de una primera escuela. De esta manera se dio inicio a la construcción de un servicio de educación con mayor calidad, una atención integral para la primera infancia que incluyese salud y nutrición.

Las escuelas promovían un modelo educativo que daba la posibilidad de aprender democráticamente dentro de una comunidad educativa. Reconocían los derechos de los niños, su preparación y su inteligencia. Loris Malaguzzi fue el iniciador e inspirador de la aventura educativa reggiana. Un maestro y pedagogo que dedicó toda su vida a la construcción de una experiencia de calidad educativa que, a partir de una la escucha, el respeto y la consideración de las potencialidades de los niños, pudiese reconocer el derecho de éstos a ser educados en contextos dignos, exigentes y acordes con dichas capacidades.

Centros de Primera infancia en Reggio Emilia

Los centros de primera infancia forman parte de un sistema público de servicios educativos y han sido reconocidos como centros de innovación e inspiración a nivel mundial; tanto sí, que la revista Newsweek declaró a la Escuela Diana7 como la “mejor del mundo”. Hoy, siguiendo los lineamientos de Loris Malaguzzi -quien falleció en 1994- la red de servicios educativos de la Municipalidad de Reggio Emilia incluye alrededor de trece centros de infantes y veintiún preescolares.

Reggio Children es el Centro Internacional para la defensa y la promoción de los derechos y el potencial de los niños. Se estableció en 1994 como una compañía público-privada cuyo fin es dar a conocer y poner en práctica los resultados desarrollados durante los treinta años de experiencia educativa de los centros infantiles y preescolares de la Municipalidad de Reggio Emilia. Dentro de los objetivos de Reggio Children están el de comunicar la idea de la infancia, respetando sus derechos y sus potencialidades; y promover investigaciones acerca de los procesos de aprendizaje de los niños, de sus experiencias creativas y constructivas. Reggio Children es una entidad que reúne numerosos maestros, organizaciones, fundaciones y otras entidades que trabajan por los niños y se preocupan por la calidad de su educación en sus primeros años de vida.

×