logo aeiotu logo aeiotu

La evidencia más fuerte del potencial del desarrollo de los primeros años de vida proviene de programas de todo el mundo que:

Responsive image imagen mobile

Ganadora

LEGO© Prize 2022

María Adelaida López

Directora Ejecutiva aeioTU

Despertar el potencial de la Primera Infancia


Responsive image

Tabla de Contenido


Despertar el potencial de la Primera Infancia

Más publicaciones

Responsive image

Durante mucho tiempo hemos ignorado el potencial de los niños y niñas en la primera infancia, subestimando la importancia de la educación en los primeros años, considerándola como un asunto privado y no de responsabilidad colectiva. Esto nos ha conducido a una ausencia de atención pedagógica y profesional en su acompañamiento.

 

La evidencia más fuerte del potencial del desarrollo de los primeros años de vida proviene de programas de todo el mundo que:

 

• Respetan los derechos y las formas de aprendizaje de cada niño o niña en cada etapa de desarrollo.

• Reconocen la interdependencia entre nutrición, salud, cuidado y educación.

• Apoyan el fortalecimiento de las relaciones entre los niños o las niñas y sus familias en sus contextos.

 

En aeioTU trabajamos con nuestro propio programa pedagógico para la educación de primera infancia: Experiencia Educativa aeioTU. Inspirado en la filosofía educativa Reggio Emilia, en este programa los niños y las niñas aprenden mediante el juego, el arte y la investigación, siendo protagonistas del aprendizaje a partir de sus propios intereses e involucrando a todos los actores del entorno.

 

Buscamos transformar todo el ecosistema educativo.

 

Un ejemplo de ello se refleja en una situación que ocurrió hace varios años en uno de los centros aeioTU ubicado en Suba, Bogotá, cuando una niña que estaba en el parque esperando su turno para montar en un triciclo recibió un golpe inesperado de otro niño.

 

Ella, de manera respetuosa, tuvo la capacidad de decirle: “No, tú no me puedes pegar”. Luego, llamó a la maestra y le dijo: “¡Necesitamos hacer una asamblea!”. La maestra la escuchó y convocó a todos para conversar sobre la situación que había desencadenado esta reacción en el niño que la golpeó. Dialogaron y llegaron a acuerdos.

 

Al día siguiente, el padre del niño confrontó a la maestra sobre la manera en que estaban educando a su hijo, argumentando que era importante que aprendiera a defenderse. La maestra le explicó que existen otras formas de disciplinar y resolver las diferencias. Meses después, este padre, con lágrimas, nos contó que este suceso había cambiado su manera de entender a sus hijos y había transformado la forma en que se relacionaban en casa. Habían reemplazado el castigo por la escucha y el diálogo, armonizando su convivencia.

 

Esta anécdota evidencia el poder que tiene la articulación de todos los actores en torno a la primera infancia. Dignifica las relaciones y construye una comunidad que abraza a los niños y las niñas desde el amor y el respeto.

 

Nuestra invitación es que escuchemos a los niños y las niñas, sus familias, maestros y cuidadores, y nos articulemos como sociedad para promover una educación de calidad que cierre brechas sociales, transforme la realidad de la primera infancia e impulse un círculo virtuoso de desarrollo social y capital humano.

 

 

María Adelaida López

Directora Ejecutiva aeioTU





Más publicaciones


Compartir en:

Responsive image Responsive image Responsive image



Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

64 + = 66

No hay comentarios.

Ver más blogs